Conéctate con nosotros

Tecnología

Académica de Antofagasta inventó juego de mesa para enseñar química verde en los colegios

Con preguntas y respuestas estudiantes de 07º básico a 4to medio se van familiarizando con esta disciplina.

Academias científicas de seis colegios ya lo están probando.

Hacer del aprendizaje algo entretenido. Con esa idea en la cabeza, y valiéndose de la experiencia vivida durante un Diplomado en Divulgación Científica desarrollado en la Universidad de Antofagasta, la Dra. en procesamiento de minerales, Jacqueline Cuevas Sánchez, se propuso crear un juego que permitiera a niños, niñas y adolescentes, familiarizarse con los conceptos básicos de la “química verde”.

“La química verde es la química pensada para ser amigable con el planeta. Es una filosofía de vida, donde cada acción debe desarrollarse pensando en tener cero impacto en la naturaleza, por ejemplo, si vamos a desarrollar productos o compuestos, la química verde nos invita a usar materiales que sean biodegradables, biorenovables, desde el inicio”, dijo la Dra. Cuevas.

Transfórmate al Verde es un juego que refuerza el aprendizaje previo. Por eso antes de jugarlo, los estudiantes deben ser instruidos en el significado de la química verde y en los 12 principios que sustentan esta forma de hacer química, su métrica y las ventajas que tiene su aplicación para la vida y el planeta.

Los principales elementos son un tablero, una ruleta numerada y dos mazos de tarjetas con preguntas sobre los principios básicos de la química verde. La mecánica es sencilla. Cada jugador en su turno hace girar la ruleta y el número que obtenga, determinará la pregunta que este mismo jugador realizará a sus competidores.

Las respuestas luego se anotan en una plantilla y a una vez que todos han alternado preguntando y respondiendo los contenidos de ambos mazos, se hace la sumatoria para determinar qué participante obtuvo el mayor puntaje.

El proyecto comenzó hace un año buscando las mejores ideas para hacerlo entretenido y lúdico. En ese proceso, se consultó a profesores, ilustradores y especialistas en gamificación, hasta llegar a un prototipo que hace unas semanas fue entregado a las academias científicas de seis colegios y escuelas de Antofagasta y Calama. “Ahora estamos en la etapa en que los estudiantes juegan el juego, que es la más importante. Nosotros ya se los entregamos y los profesores fueron capacitados. A ellos (los profesores) les hicimos una presentación para que sepan cómo tienen que hacerlo, y todo esto para que los propios estudiantes nos puedan decir qué está bien y qué no les gustó y de esa manera podemos corregirlo”, afirmó la investigadora.

El objetivo del juego es iniciar a los niños, niñas y adolescentes en una forma de hacer las cosas más amigable con el planeta, para que ellos luego puedan llevar ese conocimiento a sus actividades en los más diversos planos. En ese sentido, Cuevas plantea que los niños se impresionan cuando les comentan ciertos hechos como que para hacer un jean se requieren en promedio 300 litros de agua. “Lo que buscamos es cambiar la mentalidad de los niños, niñas y jóvenes y que comiencen a adquirir conciencia que todos nuestros procesos pueden y deben ser amigables con el planeta” explicó.

 

Sigue Leyendo

El Conquistador Concepción © 2022 Todos los derechos reservados. | Sitio creado por Tu Streaming