Conéctate con nosotros

Internacional

Haciendo negocios con China: Las grandes oportunidades comerciales del Biobío con el gigante asiático

Las oportunidades de la región para realizar negocios con China, los mitos con respecto a la calidad de los productos y los desafíos para potenciar los nexos comerciales entre nuestro país y el gigante asiático, fueron el centro de la charla realizada por la Universidad del Bío-Bío, en busca de orientar a pequeñas y medianas empresas en esta materia.

China y Chile han mantenido relaciones diplomáticas de manera ininterrumpida desde hace más de 52 años, tiempo en donde el gigante asiático se ha convertido en el mayor socio comercial de nuestro país, cimentando un camino para que cientos de empresas nacionales de diversos rubros puedan importar o exportar productos al cotizado mercado chino.

Tomando en cuenta la oportunidad de realizar negocios para potenciar a las pequeñas y medianas empresas de la zona, es que en horas de las jornada del miércoles en la Universidad del Bío-Bío, se llevó a cabo la charla “Haciendo negocios con China” instancia que se enmarca en el proyecto FIC-R “Actualización de competencias tecnológicas para las pymes de la región”, impulsado por la Facultad de Ingeniería de la casa de estudios, con el apoyo del Fondo de Innovación para la Competitividad que entrega el Gobierno Regional.

De esta manera, la actividad contó con expositores como Zhong Ren, experto internacional en exportaciones, quien se refirió a las saludables relaciones comerciales entre China y Chile, donde nuestro país es uno de los de mayor interés comercial de Sudamérica para China, dando cuenta además de las diversas posibilidades de negocios que existen y también despejó algunos mitos acerca de la calidad de productos de origen chino, recalcando que es un mercado versátil, que se adapta a las necesidades, presupuestos y especificaciones de los clientes, destacando el nivel y calidad que alcanzan sus exportaciones.

Asimismo, durante la charla “Haciendo negocios con China”, se presentó Gustavo Pinto, CEO de Misa Group y académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Bío-Bío, quien destacó las oportunidades que ofrece esta alianza de negocios, para lo cual es primordial mantener un contacto fluido y entender la importancia de aspectos culturales a la hora de realizar negocios con el gigante asiático.

Al ser consultado sobre las relaciones comerciales entre ambos países, destacó que Chile se ha posicionado como un foco de interés relevante para el mercado Chino, lo que a su juicio abre un mundo de oportunidades, agregando que “hoy en día no hay ninguna barrera que impida poder establecer relaciones de negocios”.

Por otro lado, Gustavo Pinto ahondó en las posibilidades que tiene la región del Biobío a la hora de hacer negocios con China, realizando una distinción entre los negocios tradicionales, exportando productos básicos como frutas (berries), verduras y vinos “pero no solo de grandes marcas”, acotó.

Pero también el CEO de Misa Group, destacó la posibilidad del Biobío de realizar negocios orientados en los servicios como  ingeniería, construcción, arquitectura y también desde el punto de vista financiero y legal, los cuales pueden ser también una oportunidad. ¿Por qué? “Hay muchas empresas chinas que hoy están aterrizando en Chile, tanto así que en el rubro eléctrico han sido adquiridas por capitales chinos, como la Compañía General de Electricidad y Chilquinta, pero también en el sector de energía y es en este sector donde veo un potencial de inversión. Entonces como región del Biobío creo que deberíamos convertirnos en una plataforma de negocios, para que los empresarios chinos aterricen acá y no en la capital”, agregó.

Respecto a los desafíos que aún enfrenta la región del Biobío a la hora hacer más expedito el camino a Pymes para realizar negocios con China, a juicio de Gustavo Pinto, desde el Gobierno Regional se debería desarrollar y potenciar un programa específico con China, el cual cuente con financiamiento a fin de establecer lazos, aumentando el intercambio de delegaciones entre China y Chile con representantes del sector público y privado,  académicos, empresariado, todo esto buscando “que los capitales y las inversiones se queden en la región y también los empresarios y emprendedores chilenos  puedan tener  una salida y una forma de comercializar sus productos, hasta los más pequeños”, añadió.

A juicio del académico, para lograr lo anterior es importante dar las oportunidades, realizar más charlas y seminarios, para invitar a las pymes y a los pequeños emprendedores, para que aprendan a comercializar sus productos. “Creo que ahí existe una falencia general, no solamente la capacidad exportadora, sino la logística para ayudar a que todos puedan exportar, importar o establecer relaciones de negocios” sostuvo.

Orientado a Pymes para hacer negocios con China

Por otro lado, el coordinador del FIC-R “Actualización de competencias tecnológicas para las pymes de la región”, Johan Guzmán, la realización de esta actividad permite “aprender cómo hacer negocios, cómo comprar, cómo vender  y cómo importar, lo cual es muy importante, sobretodo para la pyme  que normalmente falla en eso, porque no sabe cómo y no sabe dónde acudir cuando tiene o quiere hacer un negocio en estos mercados”.

De esta manera, para el también académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Bío-Bío, lo más importante es aunar los esfuerzos de la academia, los gobiernos regionales y el sector privado, para lograr penetrar nuevos mercados o fortalecer los que ya existen, agregando “China es un tremendo mercado para los productos de la región, maderas, vino, fruta e incluso puede ser desde el punto de vista del desarrollo de la tecnología, donde esta se desarrolla en Chile y se fabrican partes en China, las que luego se ensamblan y se venden acá para el mercado latinoamericano, además de la maquinaria para distintas industrias”.

La ruta a seguir

A juicio de Johan Guzmán, el camino a seguir para lograr relaciones exitosas con el gigante asiático es acercarse a agentes del gobierno chino o agentes importadores nacionales que tengan nexos de negocios con dicho país, además de aprender y cotizar diferentes servicios para importar, exportar o bien, que los asesoren.

Asimismo y tomando en cuenta que China es un país que cuenta que con una población que supera los 1.300 millones de habitantes, un solo emprendedor no daría abasto para atender a la demanda por sí solo, por lo que señala, la clave debe ser apuntar a la asociatividad, pero agrega “ese es otro trabajo, porque la industria nacional no es muy asociativa, es un trabajo que hay que hacer desde los gremios, los gobiernos y las universidades, para asociar gente que pueda abastecer en la cantidad y calidad que necesitan estos mercados”.

Con lo anterior coincide Francisco Ramis, docente de la casa de estudios y director del proyecto FIC-R, quien agrega que este proyecto busca, entre otras cosas, “generar encadenamientos productivos, por ejemplo, unir aserraderos con alguna firma tecnológica para que puedan generar máquinas que estén al alcance de ellos y que les permitan optimizar sus procesos, haciéndolos más competitivos, porque maquinaria para estos propósitos existen, pero tienen costos de 500 millones de pesos, por lo que se busca acortar las brechas entre las pymes y las grandes empresas”.Durante la charla “Haciendo negocios con China” también estuvo en calidad de invitado Mauricio Cortes, encargado de ventas de la empresa ASW Chile, empresa china con más de 10 años en Chile y que se dedica a la transferencia de carga (contenedores y cargas consolidadas) tanto por vía marítima como aérea, desde Asia, Europa y EEUU.

De esta manera el representante de la empresa con base en Hong Kong, destacó que con el volumen de negocios y con su generación de carga, existen potenciales compradores de nuestros productos en dicho mercado, todo gracias al servicio directo, tanto marítimo como aéreo, lo que facilita la realización de negocios, señalando “nosotros somo la puerta del Pacífico para muchos países de la costa atlántica a quienes les cuesta mucho más llegar a Asia, por lo tanto el potencial que hay con China es muy alto, tanto en la importación como la exportación”.

Por otro lado sus palabras coinciden con las del expositor Zhong Ren, agregando que existen muchos mitos respecto al trabajo con los proveedores chinos y las potenciales dudas acerca de la calidad, por lo que sostiene “eso ha cambiado tanto en los últimos 10  años porque cada empresa china que produce tiene certificaciones Euro, porque también tiene que comerciar con ellos, por lo tanto tienen que mantener una certificación que es válida para todos los países y la calidad que están trabajando es superior a productos europeos, incluso” finalizó.

Sigue Leyendo

El Conquistador Concepción © 2022 Todos los derechos reservados. | Sitio creado por Tu Streaming