Conéctate con nosotros

Internacional

Terrmoto en Turquía y Siria: Aún hay esperanza para los enterrados vivos por el terremoto

La UME rescata a dos niños, hermanos, que han aguantado cuatro días bajo los escombros en la ciudad de Urdagui.

Cuando estaban más que rebasada la cuenta atrás de esperanza de vida de las víctimas del terremoto del pasado día 6 en el Mediterráneo oriental, dos pequeños hermanos han vuelto a nacer entre los brazos de sus rescatadores. Bomberos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han conseguido sacarlos de los escombros de un edificio derrumbado de la ciudad turca de Nurdagui.

En medio de una escena de tremenda emoción los han excarcelado exhaustos, cubiertos de polvo, magullados, deshidratados, pero vivos. Uno de los niños, al volver al aire libre, ha despertado del letargo en el que lo tenía sumido la sed y ha roto a llorar.

Los militares se han llevado a los dos menores a la carrera y en brazos para que les den ayuda médica. Lo primero: agua. El rescate ha tenido muchos testigos que han prorrumpido en aplausos, voluntarios en los trabajos entre los cascotes y vecinos desesperados de los inmuebles que ha derribado el terrible sismo de magnitud 7,8 que asoló el pasado lunes ciudades enteras del sur de Turquía y el norte de Siria. El balance provisional de víctimas mortales supera las 20.000.

Han precedido a este rescate muchas horas de desescombro, labores que no habían parado durante la noche. Se trabaja “centímetro a centímetro y piedra a piedra siguiendo indicios de vida en los edificios colapsados”, han explicado portavoces del ministerio de Defensa. Los militares de la UME creían que la madre de estos dos niños, que aún no había aparecido cuando los encontraron a ellos, no andaría lejos. Y así ha sido. Una hora después de reportar el rescate de los menores han podido sacar a su madre. Y también viva.

 

Sigue Leyendo

El Conquistador Concepción © 2023 Todos los derechos reservados. | Sitio creado por Tu Streaming