Lamentaciones y anuncios de querella fue la reacción de las autoridades frente a la muerte de un joven de 21 años en Cañete

0

Foto: @aprachile

Sin medidas ni acciones concretas, solo con las ya conocidas lamentaciones y condenas verbales, esa fue la reacción de las autoridades frente a la muerte de un joven de 21 años que la madrugada de ayer recibió un impacto de bala en la cabeza por parte de sujetos que huían en dos camionetas luego de incendiar tres cabañas en la comuna de Cañete.

El ministro del Interior, Víctor Pérez, junto con lamentar la muerte del joven, dijo que la tarea es aislar a estos grupos que buscan aterrorizar a la población, investigarlos y lograr su detención, llevarlos a los tribunales y que sean condenados.

Por su parte, el intendente del Biobío, Sergio Giacaman, afirmó que presentarán querellas y expresó que nada justifica llegar a matar a una persona a quemarropa sin tener justificación alguna.

En tanto, el alcalde de Cañete, Jorge Radonich, exigió al Gobierno que restablezca en la comuna de Cañete el derecho a vivir en paz, “El Estado de Derecho aquí ha sido vulnerado, esto ya superó todos los límites”, señaló el edil.

La Policía de Investigaciones inició las diligencias para identificar a los autores de estos hechos, mientras que la fiscal Macarena Cartagena señaló que se pudo constatar la efectiva vinculación de los autores del incendio de las cabañas con la muerte del joven por un escopetazo.

Los restos de Moisés Orellana están siendo velados en el sector de Lloncao, en la comuna de Cañete. 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...